Esta tarde la localidad ha inaugurado la adecuación museográfica de la Real Cárcel de La Carolina. Este gran acto ha contado con la presencia y palabras del alcalde, Cristóbal Pérez y del gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García-Lomas.

Antes de nada, un poco de Historia:

La Real Cárcel de La Carolina fue construida en 1779, tal y como revela su inscripción latina que honra a Carlos III. El espacio expositivo se compone de una escalera abovedada que conduce a los calabozos, que están en el sótano. Esa escalera da acceso a un corredor, también abovedado, en el que se ubican seis calabozos, siendo el primero de ellos el lugar en el que estuvo detenido el General Rafael de Riego.

“Incorporamos un punto más de interés para promocionar las visitas turísticas a
nuestra localidad”.

Este evento tan histórico, ha coincido además con el 200 aniversario del aprisionamiento de Rafael de Riego en el municipio. Un evento, que ha sido posible gracias a la colaboración con la Fundación de la Caja Rural de Jaén, con la instalación de la iluminación de las instalaciones y la elaboración de los paneles expositivos sobre este emplazamiento.

En esta cita, hay que agradecer la presencia de Alfonso Rojas Salcedo, el Embajador de la marca Ejército Jaén, que ha brindado a La Carolina una medalla de 1774, una joya histórica que encontrará su lugar en el Museo de La Carolina. Acto seguido, Cristóbal Pérez le ha regalado una medalla con el escudo de localidad. «Un escudo precioso, con todo lujo de detalles», decía al observarla.

Luis Jesús García-Lomas ha expresado su satisfacción por la puesta en valor de un espacio “de gran valor histórico para La Carolina y la provincia de Jaén”, al tiempo que ha subrayado la importancia de “mantener la colaboración entre instituciones para continuar impulsando la recuperación y conservación de lugares tan importantes como en el que hoy nos encontramos”.

Cristóbal Pérez ha agradecido públicamente esta labor: “Tenemos la suerte de contar con un socio colaborador que siempre nos ayuda cada vez que llamamos a su puerta”. También, ante los asistentes ha reconocido el trabajo y esfuerzo de los trabajadores municipales y de la Escuela Taller de Edificación por haber trabajado para hacer posible, en un periodo tan corto de tiempo, algo tan significativo. «Han realizado un gran trabajo diario, sacando kilos y kilos de arena», apuntaba el alcalde. Ha sido esta mañana cuando el alcalde los ha recibido en el Ayuntamiento para darles la enhorabuena.

Para que esta rehabilitación de los calabozos de la Real Cárcel y creación de un espacio expositivo tuvieran lugar…

Se han llevado a cabo los siguientes procesos:

  • Desmontaje de la conducción de saneamiento que existía colgada del techo de la galería principal.
  • Soterramiento de la nueva instalación de saneamiento hasta arqueta de conexión a la red general municipal, instalando bomba elevadora de aguas.
  • Picado de revestimientos deteriorados por humedades.
  • Recuperación de mamposterías de piedra y muro de piedra vista en galería principal.
  • Aplicación de mortero de cal en paramentos de celdas y galería principal.
  • Cambio de solería.
  • Nueva instalación eléctrica adecuada al nuevo espacio expositivo, incluyendo iluminación de tipo led, carriles electrificados con focos direccionales y dotación de luces de emergencia.
  • Nueva colocación de carpinterías, destinadas por un lado a la iluminación y ventilación desde el patio anexo, y por otro para el acceso a la zona expositiva y celda con placa conmemorativa, siendo estas últimas de madera maciza con tratamiento para envejecido de las mismas.
  • Pintura general de paramentos.
  • Colocación de paneles explicativos en el espacio expositivo.
  • Nueva iluminación de tipo led en la fachada principal de acceso el edificio que albergaba la prisión objeto de la rehabilitación.

Gracias al esfuerzo y coordinación de las concejalías de Urbanismo, Servicios, Cultura y Turismo se ha conseguido rehabilitar y poner en valor este emblemático edificio histórico. Agradecer, a Fundación de Caja Rural, Delegación de Defensa en Andalucía, técnicos municipales, como no, a la Universidad UJA con nuestro Doctor Francisco Pérez Smith, a nuestro técnico de museo Pedro Ramos, técnico de Cultura, personal y empleados de obras, limpiadoras, Escuela Taller, y en general a todos los que han contribuido de una u otra manera con su esfuerzo a rescatar del olvido este emblemático lugar.

Ir al contenido