Categoría

En este post, se ha entrevistado al autor carolinense Pablo Fernández, (que reside actualmente en Elche), por su obra titulada «La Saga Seiler en España: 250 años». Narra los hechos y circunstancias que motivaron a los colonos centroeuropeos a venir a España y el desarrollo y forma de vida de las distintas generaciones, dentro de un contexto de guerras y enfermedades, pero también en tiempos más cercanos de prosperidad, paz y libertad.

Buenos días, Pablo. Gracias por concedernos esta entrevista. Seguro que será muy inspiradora para los lectores. 

Gracias a ti Carla por darme esta oportunidad de darme a conocer ante mis paisanos de La Carolina.

El proceso creativo, (de sembrar ideas para plasmarlas después) resulta muy curioso e interesante. Cuéntanos sobre tu proceso creativo: ¿Cuándo te surge la idea de crear esta obra? ¿Cómo has alimentado esa inspiración?

La idea de escribir sobre la saga Seiler la tengo desde que era muy joven. Siempre me preguntaba cual podría ser el origen de mi segundo apellido. En casa y en la familia especulábamos sobre posibilidad de que fuese de origen alemán, pero nadie lo tenía claro, incluso el tema de la colonización de La Carolina tampoco se conocía. Fue hace muchos años, sobre 1981, por entonces yo tenía 23 años, que tuve que ir al Registro Civil de La Carolina para aclarar si nuestro apellido era Seiler o Sailer, por cuestiones de documentos personales, en que tuve las primeras informaciones sobre la historia de la colonización del pueblo.

Eso despertó mi curiosidad, doblemente, además de que soy un apasionado de la historia. Por un lado, el apellido y por otro la colonización.

La inspiración la fui alimentando leyendo, pero por cuestiones de tiempo y trabajo no pude comenzar la investigación hasta hace unos años, en concreto en el año 2015, en que hice una parada en el pueblo y visité el museo. Fue apasionante todo lo que pude ver.

Bajo tu punto de vista u opinión personal…  ¿Qué cualidades debe reunir una obra para atrapar al lector? Y, ¿cuáles de estas cualidades resaltan en tu libro? 

Depende del tipo de obra de que se trate. En el caso de mi libro, que es un relato histórico, he tratado de que el lector se encuentre identificado con los acontecimientos que narro. El libro tiene dos partes, la primera sobre La Carolina, en la que narro las causas que motivaron en el año 1767 a más de seis mil personas a dejar sus hogares para venir a Sierra Morena, pero también la forma de vida durante 250 años, y como las distintas generaciones afrontaron los innumerables acontecimientos: Guerra de la Independencia, guerras carlistas y otros hitos históricos, a través de personajes reales como la familia Seiler, mis antepasados. Yo creo que en La Carolina mucha gente se va a sentir identificada con estos relatos, porque mucha gente es descendiente de aquellos colonos. En la segunda parte, que va sobre Elche, un tanto de lo mismo: la gran cantidad de familias de La Carolina que en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado tuvimos que salir a buscar trabajo a otros puntos de la geografía española: Madrid, Cataluña y Valencia.

Llama muchísimo la atención la investigación que has realizado. ¿De cuánto tiempo estaríamos hablando?

Comencé en el año 2015, pero de forma pausada y tranquila. Conseguí del Archivo Histórico de Simancas una relación de los colonos que en 1767 fueron recepcionados en Almagro para a continuación ser enviados a La Carolina, entre los que estaban Pedro Seiler y familia. Mi idea era enlazar las generaciones más recientes de la familia con estos primeros colonos. Visité varias veces el Registro Civil de La Carolina y obtuve gran variedad de documentos: padres, abuelos y bisabuelos y algún dato de mi tatarabuelo. Pero mi trabajo quedó interrumpido un par de años más tarde. Me encontré con el problema de que en La Carolina los archivos eclesiásticos fueron quemados en la Guerra Civil Española y eran necesarios para continuar ya que los registros civiles se crearon en 1870. Desde ese año hacia atrás no había información. Hasta que supe de la web familysearch que tienen fotografiados archivos históricos de medio mundo. Tuve la suerte de que los protocolos notariales que van desde la llegada de los colonos hasta prácticamente 1870 estaban en sus registros. Fueron más de 80.000 filminas (fotos) las que estuve analizando, una a una. Esta si que fue una tarea ardua y de paciencia a la que dediqué mucho tiempo, pero finalmente conseguí encontrar documentos con los que conseguí enlazar las ocho generaciones que van desde Pedro Seiler, el primer colono de la familia hasta mi generación.

Dentro de esa investigación y estudio de los orígenes, habrás descubierto una cantidad innumerable de datos, detalles y curiosidades. ¿Podrías desvelar qué información recuerdas que te llamó más la atención?

Encontré las actas de entrega de las tierras a los primeros colonos, tanto de La Carolina como de los pueblos colonizados, pero también testamentos, escrituras de compra-venta y hasta poderes notariales. Me llamó mucho la atención el testamento del año 1800 de mi hexabuela: Úrsula Witmayerin Ringlerin, porque además de la gran información que da sobre otros antepasados, en el mismo se indica que necesitó traductor de alemán para poder realizar tal testamento. Si después de más de treinta años viviendo en La Carolina, en concreto en la aldea La Isabela, aún no hablaba español es porque en algunos lugares se había formado verdaderos guetos.

Para conocerte mejor, cuéntanos cómo ha sido tu «ritual» para trabajar en tu libro.

Me gusta ser ordenado, tanto en el trabajo como en las demás actividades de mi vida. Para escribir necesito que mi escritorio tenga lo justo y necesario para realizar tal tarea. Sí que he de comentar que procuraba anotar en mi móvil todas esas ideas que me iban surgiendo a lo largo del día, para que no se me olvidasen cuando me ponía a escribir.

¿Tienes más obras en mente para publicar? (De qué tratarían en caso de ser así) 

Tras la publicación de este, mi primer libro, me ha surgido alguna que otra idea relacionada con el mismo tema de la colonización, pero en este caso sería novelada. Después de ver que unas familias se vienen a España en el año 1767 huyendo de la guerra y que años más tardes sus descendientes se ven inmersos en otras guerras, esto da para escribir una novela histórica. Pero será más adelante, ahora quiero disfrutar del momento. De la satisfacción de haber puesto nombres y apellidos en la historia a pequeños personajes a los que nunca se nombra. Cuando hablamos de historia siempre hablamos de reyes y grandes señores y olvidamos al resto de personas que también fueron parte de la misma.

Para acabar:  ¿Qué consejos te darías a ti mismo si pudieras volver al pasado? ¿Y a los jóvenes que quieran publicar un libro?

Tras lo aprendido con toda esta investigación y tratar de empatizar con todos los personajes de mi libro: las distintas generaciones de mi familia, creo que he aprendido a valorar mejor todo, desde lo más sencillo. Por ejemplo, cuando hablamos de comodidades en nuestro hogar, me surge el pensamiento de que la mayor comodidad que tenemos es la de tener agua potable en casa. La de abrir un grifo y que nos salga agua. Cómo sería nuestra vida si, aun manteniendo todo lo que actualmente tenemos, tuviéramos que acudir diariamente a por agua a una fuente del pueblo, como hacían nuestros antepasados. Algo tan esencial como esto nos debería hacer reaccionar y darnos cuenta de lo que tenemos.

A los jóvenes que quieran publicar un libro los animaría a hacerlo. Creo que es una de las mejores cosas que te pueden pasar en la vida.

Ir al contenido